Sociedad argentina de terapia intensiva

Formando Profesionales en Cuidados Intensivos

Índice del artículo

 

 

 

 

 

¿Puedo hablarle? ¿Me va a escuchar?

Los pacientes necesitan sedación para poder adaptarse al respirador, y también para tratar la ansiedad y la excitación. Siempre se trata de utilizar la menor cantidad posible de estos medicamentos. En la mayoría de los casos los pacientes se encontrarán parcialmente despiertos.  Aun cuando un/una paciente no hable, o se encuentre profundamente dormido, es bueno seguir hablándole. Usted puede ayudar haciéndolo en tonos suaves, contando historias, y dándole información normal, para mantener el cerebro activo, y a la vez, calmado. La voz de alguien que ellos conocen es útil en la mayoría de los casos y crea sentimientos de seguridad. 

Si Ud. nota que sus palabras producen inquietud, o excitación, u otra reacción, no dude en llamar a la enfermera o al médico. 

Algunos familiares llevan un diario de lo que le sucede al/la paciente durante su internación en la UTI. Esto será de gran utilidad, sobre todo cuando la internación ha durado muchos días, para que, luego del alta, el/a paciente pueda llenar los “blancos” en su memoria.